¿Cómo afectan las relaciones sexuales a la memoria?

COMPARTIR

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

¿Cómo afectan las relaciones sexuales a la memoria?

Atención turboestudiante porque estoy a punto de hablar sobre un tema supertabú y del que nunca nadie había hablado hasta ahora. Es algo oscuro, algo que no es políticamente correcto y aún menos en los tiempos que corren.

Es algo que no sólo te permitirá incrementar tus capacidades memorísticas, sino que además, será capaz de reducir tus niveles de estrés y ansiedad, mejorar, no sólo la calidad, sino también la cantidad de horas de sueño, reducir el nivel de dolor e, incluso, hacer que luzcas un atractivo exponencialmente superior.

Los efectos que te estoy describiendo son totalmente reales. No se trata de una pastilla ni de un suplemento. Ni si quiera de una técnica. Así que, si quieres saber cómo poder conseguir todos estos beneficios, estate atento porque este vídeo… ¡te interesa!

Atención turboestudiante porque… (escenas algo subiditas de tono)

Una serie de estudios recientes abren la puerta a pensar que nuestro cerebro y nuestra memoria pueden tener una relación directa con el sexo. O sea, que podrías potenciar tu memoria potenciando tus sesiones de «bombeo».

¡Ojo! Antes de continuar, quiero remarcar, como acostumbramos a hacer en este canal de YouTube, que todo lo que vas a ver es el resultado de numerosos estudios científicos. No son mi opinión ni mis pajas mentales, por lo que, si de verdad quieres saber más sobre la materia, te dejo los enlaces de las fuentes que he utilizado en la descripción.

Todo comenzó con un estudio realizado en el 2010 con ratas de laboratorio con el objeto de relacionar qué efecto tiene una experiencia gratificante (como puede ser el sexo) sobre el estrés y la ansiedad y su efecto en las estructuras del hipocampo del cerebro.

Básicamente compararon durante dos semanas a dos grupos: uno que mantuvo sexo a diario durante dos semanas y otro que solamente lo hizo una vez en ese periodo.

El resultado fue bastante interesante, ya que no sólo mostró que las ratas que mantuvieron sexo diario pudieron reducir el efecto que el estrés causa sobre su cerebro y mantener los niveles de ansiedad muy bajos, sino que, además (y esto es lo más importante), mostraron un crecimiento neuronal en estas áreas del cerebro.

En otro estudio más reciente (en 2013) se realizó algo similar, solo que en este caso se enfocó exclusivamente a ratas masculinas. Se quiso saber si una experiencia gratificante conocida por estimular la neurogénesis en (o sea sexo) reestablecía la producción de nuevas neuronas y la función del hipocampo en ratas (ratos) de mediana edad.

En este estudio, el resultado fue todavía más increíble ya que pudieron concluir que la actividad sexual no estaba relacionada solamente con la generación de nuevas neuronas, sino que, además, mejoraba las funciones cognitivas de estas ratas.

Pero bueno, puede que pienses que las ratas son unas viciosillas inteligentes y que claro, eso les funciona a ellas pero puede que no ocurra lo mismo en humanos.

¡Pues no!

Hasta hace poco no se habían hecho estudios en humanos que relacionasen el sexo con las mejoras cognitivas de nuestro cerebro. Sin embargo, fue en 2016 cuando se investigó si la frecuencia con la que se tienen relaciones sexuales estaba relacionada con la memoria en estudiantes universitarias.

Para dar con un resultado lo más tangible posible, lo que hicieron fue determinar las capacidades memorísticas de 78 mujeres heterosexuales sexualmente activas de entre 18 a 29 años.

Para ello, realizaron, en primera isntancia, un ejercicio que consistía en memorizar una lista de palabras abstractas y caras neutrales (o sea, nada extravagante).

Acabado el ejercicio, volvían a sus vidas cotidianas con la idea de hacer un nuevo ejercicio pasados unos días.

Llegado el momento, las participantes recibían una nueva lista de caras y nombres, en las cuales existían algunas coincidencias con las listas del experimento anterior. Las mujeres tenían que decir, en esta ocasión, qué caras y palabras creían que estaban repetidas con respecto a las listas de la primera sesión para que pudieran determinar su capacidad de retentiva.

El estudio evaluaba únicamente el coito genital (es decir, el misionero) y, por un lado, concluyó que la frecuencia con la que cada participante tenía sexo mostraba una relación directa con la memoria para las palabras abstractas.

Sin embargo, no mostraba relación alguna en la memorización de caras.

O sea, que si hay pinch… si te he visto no me acuerdo, ¿no? ¡jajajajaja!

Y la pregunta del millón es, ¿cómo puede ser posible que pinchar ayude a memorizar palabras abstractas y no a recordar caras?

Los científicos se basan en que la memorización de palabras abstractas es una función que se da en el hipocampo, dentro de las estructuras más profundas del cerebro. Esta es la misma estructura donde se producía el crecimiento neuronal en los estudios que mencionamos anteriormente en ratas.

La memorización de caras, por el contrario, depende más de las zonas fuera del hipocampo, lo cual podría explicar este hecho.

Otro estudio reciente refuerza el argumento de que el sexo mejora la memoria. En este caso, el foco estaba puesto en personas más adultas con edades de entre 50 y 89 años.

En esta ocasión, también se apreció que la práctica de sexo con asiduidad está relacionada con una gran mejoría en la memoria.

Y por último y no por ello menos importante, la Universidad de Amsterdam publicó en 2009 un artículo muy interesante que contrastaba el amor con la creatividad y el deseo sexual con el pensamiento analítico.

Lo que sugiere este artículo es que, cuando estamos enamoradamente perdidos «super in love», tendemos a focalizarnos en el largo plazo, lo que, de forma instintiva y biológica, hace que saquemos nuestra parte más creativa para poder llevar a cabo todos esos planes de futuro con éxito.

Sin embargo, cuando tenemos encuentros sexuales esporádicos, tenemos el foco puesto en el aquí y el ahora, en los detalles y en el análisis de la situación actual para incrementar nuestro ratio de éxito.

Por supuesto todo esto ocurre de manera subconsciente y, siendo realistas, cualquiera de los beneficios tanto a corto plazo (promiscuidad) como a largo plazo (relación de pareja) son bienvenidas para la materia que nos ocupa.

Y bueno, antes de terminar y ya sin ponernos tan científicos comentar también que un buen viaje no sólo incrementa tu capacidad memorística, sino que además:

  1. Segregas oxitocina y endorfinas: que son los agentes químicos de la felicidad.
  2. Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de próstata hasta en un 20%.
  3. Mejora tu sistema inmune, incrementando la capacidad de generar inmunoglobulina A (IGA) hasta en un 30%. Esta inmunoglobulina es la primera barrera de defensa cuando nuestro cuerpo lucha contra un virus.
  4. Mejora tus niveles de confianza.
  5. Mejora la salud cardíaca.
  6. Y un largo etc.

Así que, si estás opositando, ya no tienes excusa para tener pinchito mañanero, mandar un mensaje de texto para hacer un «Netflix and Chill» o quedar con ese chico o chica que te gusta y darte una alegría al cuerpo.

Alright! Pues antes de terminar, suscríbete si no lo has hecho ya y activa la campanita de notificaciones, dale a like si te ha gustado, compártelo si te ha «parecido sugerente», déjame un comentario y dame feedback si eres de las que tiene sexo habitual… ¡Broma, broma!

¡Y Nada más! Y recuerda, nos vemos en Turbo Memory: tu memoria, tu mejor arma y… ¡A follar que son dos días, coño!

Fuentes:

Leuner, B., Glasper, E. R., & Gould, E. (2010). Sexual experience promotes adult neurogenesis in the hippocampus despite an initial elevation in stress hormones. PLoS One, 5(7), e11597.

Glasper, E. R., & Gould, E. (2013). Sexual experience restores age‐related decline in adult neurogenesis and hippocampal function. Hippocampus, 23(4), 303-312.

Maunder, L., Schoemaker, D., & Pruessner, J. C. (2016). Frequency of Penile–Vaginal Intercourse is Associated with Verbal Recognition Performance in Adult Women. Archives of Sexual Behavior.

Wright, H., & Jenks, R.A. (2016). Sex on the brain! Associations between sexual activity and cognitive function in older age. Age and Ageing.

Why Love Has Wings and Sex Has Not: How Reminders of Love and Sex Influence Creative and Analytic Thinking

Loved this? Spread the word

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Artículos relacionados

EL SUPLEMENTO QUE PUEDE POTENCIAR TUS NIVELES DE ENERGÍA

Leer más

¿Qué hacer si tu nivel de estrés está al límite?

Leer más

ELIMINA la ANSIEDAD y el ESTRÉS en 1 MINUTO

Leer más

Memoriza receta de gel desinfectante

Leer más
  • Como bien dices te doy la razón en todo lo que has explicado! Como profesional de la salud mental avalo tu exposición referente a las RELACIONES GENITALES, y para más inri los que somos opositores y solteros debemos echar UNOS COHETES de vez en cuando, ya que generaremos endorfinas, serotonina, adrenalina, nordrenalina y demás hierbas/yerbas !Los niveles neuroquímicos/neurohormonales segregados nos darán esa chispa extra necesaria para nuestro rendimiento académico óptimo! ESTUPENDO JORGE, ME UNO A LA CAUSA. AMÉN! «DALE GAS TETE» ja ja ja

  • Muy interesante los experimentos. Si es que el sexo el bueno para todo y parte de la vida. Renunciar a él es como no beber cuando tienes sed.
    Gracias por la aportación. Mola.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >