Cómo eliminar el estrés y la ansiedad

COMPARTIR

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

¡Advertencia!

¡Atención! Lo primero de todo, es que yo no me hago responsable del uso o del mal uso de esta técnica. Tienes que hacerlo bajo tu responsabilidad. Es lo primero que tienes que saber. De todas maneras, te dejaré enlaces, si quieres informarte más. Te dejaré muchos enlaces en la descripción para que, si te interesa, pues puedas meterte más a fondo en el tema.

Lo segundo, es que el ejercicio de respiración que vamos a hacer, no es peligroso en sí mismo, pero tendremos que hacerlos en sitios seguros. Es decir, nosotros lo haremos ahora mismo en el campo. Bajo ningún concepto, deberéis hacerlo en el agua o conduciendo o en lugares donde tu integridad física corra peligro. Siempre en sitios seguros.

Y punto número 3, o por último, tenemos que hacerlo de forma gradual como todo en esta vida. No podemos correr una maratón corriendo 20 kilómetros el primer día. De forma gradual. Después en las exposiciones al frío que os lo enseñaremos…

Yo llevo haciendo este ejercicio durante un año. Por lo tanto, espero que a ninguno de vosotros se os ocurra, de la noche a la mañana, hacer lo que os voy a mostrar. Siempre, de forma gradual. Podemos comenzar con duchas un poco más frías. Empezar a meter las manos bajo agua un poco más fría. Intentar integrar el cuerpo y, por último, si queréis, hacer lo que os voy a mostrar al final de este vídeo.
De todas formas. Lo más importante. Si de verdad quieres meterte más a fondo en esta técnica. Si te quieres informar, yo te dejo todos los enlaces en la descripción del vídeo.

Fuera Estrés y Ansiedad

Muy buenas Turbomemorizador, Turbomemorizadora, Turboestudiante en general.

Hoy te traigo un vídeo muy muy especial porque vamos a tocar un tema muy controvertido. Un tema del que muy pocas personas hablan. Que es el tema del estrés.

Ya hemos tocado cositas en el vídeo anterior. Que si no lo has visto, te recomiendo que lo veas. Porque ahí tocamos el papel que juega el estrés y qué pasa si nosotros no somos capaces de canalizar ese estrés, si tenemos una pérdida de equilibrio a nivel emocional. Y ahí hablamos cositas bastante interesantes.

Por lo que si no has visto ese vídeo, te recomiendo que lo veas. Porque hoy me voy a centrar en un ejercicio muy práctico para poder reducir de verdad esos niveles de estrés.

No es un ejercicio de… un poco de flower power, que me gusta mucha expresión, sino que es un ejercicio real, que lo vamos a aplicar y yo mismo te voy a guiar para que tú seas capaz de hacerlo también.

Pero antes, me gustaría compartir contigo…

Una experiencia personal

Me quiero un poco quitar… hablar desde adentro, ¿no? De algo que a mí personalmente me ha pasado.

Yo, personalmente, hace cosa de dos años, experimenté un episodio de ansiedad, ¿no? Y lo primero que tengo que decir es que por aquel entonces ni siquiera sabía que era ansiedad. No sabía qué estaba pasando. No sabía qué estaba pasando por mi cuerpo.

Tenía un nudo en la garganta continuo y yo pensaba que era cosa de, no sé, de algo que de un nudo. Algo físico. Me costaba coger respiraciones profundas, no dormía bien por la noche. Y todo eso se continuó en el tiempo. Fue un proceso continuado hasta que hubo un momento en el que “¡plan!”. Se desató un ataque de ansiedad tremendo.

A partir de ese momento, es cuando yo una vez más me empiezo a realizar preguntas: el ¿qué me pasa?, el ¿por qué me pasa?, el si de verdad son cosas físicas o son cosas mentales. Realmente, lo que me había pasado había sido una pérdida completa de equilibrio.

Y desde ese momento hasta día de hoy, una de mis obsesiones fue intentar encontrar respuestas, intentar volver encontrar ese equilibrio ¿no?

Cuidado con medicarse

Porque uno de los errores más frecuentes cuando una persona sufre de ansiedad, es la respuesta fácil que es tomar una pastilla, ¿no? Reducir: El irme a dormir, el tomarme esa pastilla.

Y yo he experimentado que eso es completamente erróneo. Sino que lo que tenemos que hacer será nutrirnos y curtirnos por dentro, conocernos todavía más para volver a intentar encontrar ese equilibrio. Si no, piensa en un ejemplo.

Tú imagínate que de forma habitual solamente duermes tres horas al día. Nada más tres horas al día. Entonces, te empieza a doler mucho la cabeza y tú vas al médico y quieres una pastilla para quitar el dolor de cabeza. ¿Crees que eso tiene sentido?

Bajo mi punto de vista, desde luego que no. Bajo mi punto de vista, la respuesta será: hombre, trata de dormir un poco más, trata de dormir ocho horas y vamos a ver qué pasa con ese dolor de cabeza. Sería un poco, un ejemplo, una analogía de lo que pasa con la ansiedad.

Wim Hof, El hombre de hielo

Entonces, para ello vamos a aplicar un ejercicio que el creador de todo esto se llama Wim Hof, que es el hombre de hielo. Yo, personalmente, me he formado con él. Y se basa en tres pilares básicos.

El primero, es un ejercicio de respiración. Que es lo que haremos y os lo mostraremos ahora a continuación.

El siguiente, el siguiente pilar, el segundo pilar, serán exposiciones al frío. Que también os lo mostraremos

Y el tercer pilar será la meditación. Así que te animo a que tú mismo lo practiques, que lo hagas incluso conmigo.

Y sin más dilación, vamos a por el ejercicio de respiración.

Como he dicho antes, esta técnica se fundamenta en tres pilares básicos. El primero va a ser un ejercicio de respiración, que es lo que vamos a hacer ahora mismo. El segundo, será la exposición al frío y el tercero será la meditación.

Al final del vídeo, te diré la rutina perfecta, que a mí personalmente me ha servido para reducir por completo esos niveles de estrés y la ansiedad y que estoy seguro de que a ti te servirá también. Así que vamos a empezar con el ejercicio de respiración.

Ejercicio de Respiración

Lo que vamos a hacer. Lo primero. Va a ser encontrar un lugar cómodo. No tiene por qué ser el monte, ni el prado. Si puedes o tienes la oportunidad de hacerlo aquí mucho mejor. Pero puede ser perfectamente el salón de tu casa, echado, tumbado. Pero, sobre todo, encuéntrate cómodo.

Vamos a comenzar a hacer respiraciones. Me da igual o es indiferente que sean por la nariz o por la boca. Lo que sí que es fundamental es que tenemos que meter cuanto más aire en los pulmones mejor.

Vamos a respirar de esta manera: en mi caso, yo respiro por la boca. Haría este tipo de respiración. Llenaremos los pulmones por completo y dejaremos sacar el aire. No vaciaremos los pulmones, simplemente sacaremos el aire de nuestros pulmones. Esto lo haremos durante 30 ó 40 respiraciones y cuando lleguemos a la número 40, por ejemplo, cuando llegamos a la última lo que haremos será llenar de nuevo los pulmones de aire y dejarlo ir. Y cuando lo dejemos ir, ahí paramos de expulsar aire.

Nos quedaremos en ese momento sin respirar. Tranquilamente. Es el momento de observarse, de observar los sentimientos que te vienen a la mente, de relajarse, de estar ahí.

Tu cuerpo no tendrá necesidad de coger respiración inmediatamente porque se acaba de oxigenar. Por lo tanto, aguanta hasta que tu propio cuerpo te pida volver a respirar. Una vez tengas esa sensación, cogerás aire de forma profunda otra vez. Aguantarás unos segundos y los sacarás completamente.

Importante: Esto no se trata de forzar nada. No se trata de ser el que más aguanta, no se trata de ser el que más respiraciones toma. Absolutamente nada de eso, ¿vale?

Se trata de aceptarse, de observarse cuando estamos sin respirar y simplemente hacer el ejercicio lo más libre posible.

Así que, sin más, vamos a comenzar a hacer ese ejercicio. Lo vamos a hacer juntos contigo. De nuevo, yo lo voy a hacer sentado porque aquí me encuentro genial. Aquí estoy en mi salsa. Así que empezamos.


Pues yo, personalmente, después de haber hecho este ejercicio, ya me encuentro muchísimo más relajado. Estoy mucho más alineado conmigo mismo. Que al final, en una situación de estrés, simplemente es que no estamos alineados con nosotros mismos. Y me encuentro mucho más relajado.

Seguro que si tú has hecho este ejercicio, te encontrarás muchísimo más relajado. Pues lo ideal sería hacer tres series como esta.

Una cosa muy importante: no sé cuánto tiempo habré estado sin respirar. Quiero hacer énfasis en esto. No se trata de forzar absolutamente nada: No se trata de ver quién es el que más aguanta sin respirar. Pero que quede claro que se trata de fluir nada más.

Pero sí, que si haces este ejercicio, te darás cuenta que al principio aguantarás x. Supongamos un minuto y medio. La segunda serie que hagas verás que serás capaz de aguantar mucho más y la tercera serie aguantaras mucho más, ¿vale?

Simplemente, quiero decirte que es completamente normal y te invito a que fluyas, no a que fuerces ¿vale? No se trata de forzar la máquina. Se trata de fluir con este ejercicio. Así que vamos ahora a las exposiciones en frío.

Exposiciones al frío

Este será el ejercicio de las inversiones en frío:

Lo que haremos será coger 5 respiraciones previas a meterme allí adentro, a meterte dentro del agua fría, de una ducha fría o lo que sea.

Lo primero que te va a pasar es que tu cuerpo va a reaccionar como si fuera una emergencia. Va a tratar de oxigenarse sin control. Lo que haremos será concentrarnos muy bien en esta respiración, en intentar controlar esta respiración. Ahí reside la potencia de este ejercicio.

Y es que, cuando tenemos una exposición tan fuerte a frío es imposible no estar conectados con nosotros mismos. Pues, si pensamos en cualquier otra cosa, nos desconcentramos y, por lo tanto, el frío nos invade.

Por lo tanto, lo que intentaremos será coger control de ese frío para concentrarnos y tener el control de nosotros mismos.

Una vez más. No hay que forzar nada. Yo no sé el tiempo que voy a estar ahí. Da igual, ¿vale?

Es para intentar fluir: concentración, respiración y a por ello.


Una vez más. Da igual lo que haya tardado. No sé lo que he estado ahí dentro. Se trata de fluir. El momento en que mi cuerpo me pide salir de ahí, salgo de ahí. En este momento en el que salimos de esta agua fría, en el que salimos de esta exposición, cada persona siente una cosa diferente. Yo, por ejemplo, siento que me hormiguean los brazos. Siento que, sin embargo, la parte del centro de mi cuerpo está mucho más relajada.

Si os habéis dado cuenta. No sé si ha salido en el vídeo. Pero lo que ha pasado es que en el momento que he entrado, he entrado no en pánico, si no como que he perdido el control total de la respiración. Hasta que, en cuanto me he concentrado, he podido encontrar ese control.

En el momento en que he encontrado ese control, pasa algo que hasta que no lo he vivido, al principio era teoría, pero cuando lo viví, vi el sentido de todo y es que he podido relajarme debajo de esta agua tan fría que sinceramente no sé cuántos grados tendrá esta agua, pero supongo que por debajo de 10°, estará en torno a 6°-7°, supongo. Y sí que eres capaz de poder relajarte en esta agua.

Una vez más. Lo poderoso de esto es que cuando estás debajo de esta agua tan fría, es imposible pensar en otra cosa. Porque si piensas en otra cosa, no hay otra, te congelas, ¿vale? Perderías ese control. Por lo tanto, es un ejercicio perfecto para estar en el aquí y en el ahora.

Ahora, ya conoces los dos primeros pilares para reducir estos niveles de estrés al máximo que son: las respiraciones y las exposiciones en frío. Que, por cierto, aprovecho que si te quedas hasta el final del vídeo, voy a tener un obsequio que a mí me ha servido muchísimo y te lo voy a dar a ti gratuitamente. Y el tercer pilar es la meditación.

Meditación

Una de las consecuencias o una de las cosas que más nos molesta y que más nos incordia cuando estamos en estos niveles de estrés es la falta de sueño. Es decir, no podemos conciliar el sueño.

Pues bien. Directamente y sin extenderme demasiado, te voy a dejar el audio que yo mismo he utilizado y que a mí, desde luego, que me ha servido por completo.

Y que estoy seguro de que a ti te servirá también. Por lo tanto, ¿cuál sería la rutina perfecta para poder reducir al máximo estos niveles de estrés, para poder eliminar por fin de una vez por todas la ansiedad?

La rutina perfecta para eliminar el estrés y la ansiedad

La rutina perfecta, para mí, o lo que yo hice, era que cuando yo me levantaba, en ese momento en el que estás a punto de salir de la cama, en ese momento haremos respiraciones. Haremos tres series de respiraciones como las que hemos hecho antes.

También, podremos hacer más respiraciones a lo largo del día, pero ésa justo antes de comenzar la mañana es fundamental.

Después, nos daremos una ducha. Nos daremos una ducha que progresivamente cada vez será más fría, ¿vale?

Lo que yo hacía era comenzar con una ducha calentita tranquilamente y cuando tenía la alcachofa de la ducha que estaba dando de frente, justo en ese momento, cambiaba el agua y pasaba de estar muy caliente a estar templadita.

Esta transición, por favor, hacerla de forma progresiva, ¿vale? Empezamos templadita, un poquito más fría, hasta poder tener agua fría del todo. Y en este momento, haremos lo que hemos hecho en las exposiciones al frío. Es decir, respirar y mantener este control.

Y, por último, antes de irte a dormir, lo que haremos será ponernos el audio que te voy a dejar en la descripción para poder meditar. Es una meditación guiada que nos permitirá directamente caernos rendido, reducir ese nivel de estrés, poder relajarnos en este momento tan especial al final del día.

Bien. Y aquí viene este obsequio que te quiero dar gratuitamente a ti si te registras en Turbomemory.es.

Y es que, si tú quieres hacer estas respiraciones de forma guiada, es decir, que yo te acompañe en estos ejercicios de respiraciones, simplemente tienes que registrarte en Turbomemory.es y accederás al audio donde yo mismo estaré haciendo este ejercicio contigo.

Lo único que tendrás será que buscar un lugar tranquilo, un lugar donde puedas tener tu momento de paz, ponerte los auriculares y escuchar cómo te voy acompañando y cómo te voy mostrando paso a paso cómo hacer este ejercicio de respiración.

Nada más. Simplemente decirte que si quieres que suba más contenido como éste, suscríbete activando la campanita de notificaciones.

He hecho este vídeo con todo el cariño de mi corazón porque sé por dónde estás ahora mismo. Si estás atravesando una etapa de ansiedad. Sé lo que es estar estresado y sé que si no somos capaces de canalizar ese estrés, podría anularte. Por lo tanto, espero que de verdad te sirva, espero que lo utilices.

Espero que me dejes en los comentarios las sensaciones que has tenido con los ejercicios de respiración o con las exposiciones al frío.

También, me gustaría que lo compartieras.

¿Por qué? Porque esto es algo de lo que nadie habla. A mí nadie me ha hablado sobre la ansiedad. Nadie me ha hablado sobre el estrés, sobre qué pasa cuando te da un ataque de ansiedad, sobre qué es lo que pasa a nivel físico que no podemos respirar.

Y creo que es muy importante que esto se sepa. Cómo podemos, de una forma real, reducir estos niveles de estrés, reducir esos niveles de ansiedad para poder enfrentarnos a cualquier cosa. En general, a la vida.

Y, por supuesto, si te ha gustado dale a Like para seguir motivándome y para seguir haciendo vídeos de este tipo que hoy nos hemos jugado el tiempo aquí para grabar en este río.

Un saludo y nos vemos en el siguiente vídeo.

Loved this? Spread the word

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Artículos relacionados

EL SUPLEMENTO QUE PUEDE POTENCIAR TUS NIVELES DE ENERGÍA

Leer más

¿Qué hacer si tu nivel de estrés está al límite?

Leer más

ELIMINA la ANSIEDAD y el ESTRÉS en 1 MINUTO

Leer más

Cómo SUPERAR LA ANSIEDAD y los NERVIOS ante un examen

Leer más
  • Te sigo, te leo… pero no he visto nada referente a un hábito de alimentación ( no hablo de régimen).
    Y como pequeño comentario , creo que la alimentación también es una parte de la base que marca la diferencia entre poder levantarse cada mañana descansado para decir de una forma muy genérica:- me como este test , los que vengan y luego me doy una duchita con cubitos de hielo , porque es lo que quiero.
    Encontrate frente a unas buenas técnicas y tener la costancia para seguirlas » a muerte» , creo que se fundamentan mayormente en la motivación y entender que aprobar un examen no es gratis, y que para ello hay que sentar el culete y clavar codos.(coscientes o inscoscientes, lo sabemos todos).
    Saber que hay dos maneras para este propósito, la buena (memorizaras) y cumplirás tu propósito y la mala (estarás toda la vida clavando codos). A cada persona le viene mejor «su técnica» y que al final es la costancia y sacrificio lo que te llevará a la meta con éxito. Uno siempre prefiere tomarse unas cervezas con un colega que estar en silencio en la biblioteca, creo que el punto de no sentir que es un «gran » sacrificio es llegar a sentir un día que has conseguido recordar prácticamente todo lo que has estudiado la semana anterior… y es cuando te sientes muy bien y ves la luz al final del túnel y al día siguiente te encuentras sentado en la biblioteca «clavando codos» por placer y porque sabes que ahora así, si vas a tener tu plaza.
    Estoy buscando técnicas de memorización (tengo mucho que grabar a fuego con poco tiempo) , he probado las que he encontrado y unas me van major que otras.
    Eres una de las pocas personas que «fafcilitan» de forma real y fácil las técnicas de memorización , tienes unos extras que hay que saber valorar como el laborioso trabajo de los audios , los consejos o las experiencias (otras técnicas),… que se complementan «como el pan al chocolate», y a las que se les presta una atención insuficiente siendo éstas importantes para a la mejora de un buen estado físico y mental, base para poder desarrollar como tu dices- tu mejor arma ,en el ámbito académico, tu memoria.

    Gracias.

    (Solo queria saber si habias publicado algo referente al tema de alimentación y…)

    • Keila,

      Muchas gracias por este gran aporte y por tus palabras.

      Lo cierto es que sí que le damos una gran importancia a la dieta y los hábitos alimenticios. Sobre todo, porque juegan un papel crucial de cara a tener un buen rendimiento y mantener un cerebro sano. Si a un Ferrari (nuestro cerebro) le echamos aguachirri en lugar de gasolina, no funcionará. Todo esto (y mucho más) lo tratamos dentro del Curso de Alto Rendimiento Académico que actualmente se encuentra cerrado.

      Estamos trabajando con los alumnos que están dentro del curso y mejorándolo para que, la próxima vez que lo abramos, podamos seguir presumiendo de tener el mejor curso de alto rendimiento académico disponible en habla hispana en internet.

      Si estás suscrita, tendrás noticias del próximo lanzamiento

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >