Divide y vencerás

COMPARTIR

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Técnicas de estudio avanzadas

Jorge Cuervo: —Muy buenas, señor.
Ray Havana: —Muy buenas, Don Jorge.
Jorge Cuervo: —¿Cómo estás? Déjame quitarme las gafas, lo que pasa es que hoy hace una claridad interesante.
Ray Havana: —Sí, hoy estamos en la sombra.
Jorge Cuervo: —Hoy estamos en la sombra porque aquí llueve todo el día, tío. La verdad es que llevamos una semana horrible.
Ray Havana: —¿Hoy es el único día que ha salido el sol?
Jorge Cuervo: —Pero ostias. Hoy como pega, tío.
Ray Havana: —Toda la semana esperando salir para poder grabar y no había forma.
Jorge Cuervo: —Claro tío. De hecho, toda la semana esperando que hiciera sol. O sea, el fin de semana que hiciera sol, llega el lunes y ¡plazca! 27 grados. ¿Qué te parece?
Ray Havana: —Muy bien, muy bien. Me cunde mucho estar en la oficina.
Jorge Cuervo: —Espera, espera. Te la hecho. Antes que nada, les voy a dar un dato Turboestudiantes. Me podéis seguir también Instagram, ¿vale? ¿Por qué?,
Ray Havana: —¿Te la juegas?
Jorge Cuervo: —Me la juego, me la jodo. Instagram Turbomemory. Es que estuve pensando justo en las vacaciones. Claro. ¿Qué pasa? que en Instagram me puede seguir sobre todo por el tema de las stories. Que continuamente estoy subiendo contenido en donde os puedo comentar temas de adelantos de siguientes videos, motivación, etc., etc. Que estoy seguro que te va aportar. Así que si no te quieres perder todas estas cositas… Claro, la gracia de los stories es que a las 24 horas, se piran.
Ray Havana: —Se desvanecen.
Jorge Cuervo: —Claro, no es algo que vaya a subir a YouTube. Es todo mucho más improvisado. Pero si quieres estar al día, sígueme también en Instagram.
Ray Havana: —Sí. Yo, de hecho, estoy bastante tiempo contigo y hay cosas que me pierdo por no seguirte en Instagram.
Jorge Cuervo: —Es verdad, es verdad. A mí, me parece un medio muy interesante. Sobre todo, para estar más en contacto contigo, Turboestudiante. Porque al final, en YouTube cuando estamos subiendo contenido top. Que, por cierto, el Rap de la Constitución ha tenido una acogida impresionante. Lo cual te agradezco.
Ray Havana: —De nada, de nada.
Jorge Cuervo: —Sí. Tenemos aquí a Ray que… A ver, vosotros creéis que veis un video y jiji, jaja. Pero el viernes antes de sacar el rap, aquí el amigo…
Ray Havana: —La víspera ahí…
Jorge Cuervo: —La víspera se la ha pasado currando, te iba a decir como un…
Ray Havana: —Como un…
Jorge Cuervo: Eso, eso. Déjalo a la…
Ray Havana: —Inentendible (2:33) el que más os guste.
Jorge Cuervo: —Déjalo un poco la imaginación de nuestros Turboestudiantes. Pero sí, sí. Así que nada, tío. Muchas gracias. La verdad si…
Ray Havana: —De nada, tío. Un placerazo.
Jorge Cuervo: —La verdad que creo que es algo que cambia por completo todo. O sea, cambia las reglas del juego.
Ray Havana: —Sobre todo con la palabra “conocel” que no sé si la conocíais.
Jorge Cuervo: —Ah. Es Verdad. Que se te ha ido. Pero la verdad es que había mucha gente que me ha escrito: “23 es el artículo…” ¿Ve? Ya te sale, tío. Ya te sabes el Artículo 23. “Los ciudadanos…” Ya, ahí lo dejo. Si no has escuchado el Rap de la Constitución española no sé a qué esperas. Así que accede a él gratuitamente entrando en Turbomemory.es. Te registras y ya tienes la Constitución en rap. Así que nada, tío. Hoy quería hablarte a ti y hablarte a ti. Comentar un principio que me parece uno de los más poderosos que hay que aplicar en cualquier ámbito. Sin importar… Claro, lo bonito de la memoria que ya lo he dicho varias veces es que es un ejemplo más de cómo te enfrentarías a cualquier disciplina. El principio es: divide y vencerás.
Ray Havana: —Eso, seguro que hay ahí… Está en latín ¿no? ”Divide, venceré” o alguna historia de esas.
Jorge Cuervo: —Seguro, seguro. Triple. Un triple a 4.
Ray Havana: —O lo dijo Sócrates o alguno de estos… Demócrito.
Jorge Cuervo: —Es creo… A ver, me voy a jugar el triple.
Ray Havana: —Juégatela. Cuadra. Luego lo ponemos allí.
Jorge Cuervo: —Venga. Atentos al triple. Creo que eso sale en el libro de Sun Tzu de El Arte de la Guerra.
Ray Havana: —O sea, que es oriental.
Jorge Cuervo: —Yo creo que eso… De hecho, es un libro. Uno de mis favoritos y, de hecho, tengo una edición bonita. Así como con papel de pergamino y demás. Parecido al de Cómo Triunfar en las Redes Sociales. ¡Madre mía!…
Ray Havana: —Estamos pensando en hacer un sorteo.
Jorge Cuervo: —Un sorteo con un libro muy importante. No, venga. A ver, que nos distraemos. El tema de ese libro es muy bonito y creo que “Divide y Vencerás” viene de El Arte de la Guerra de Sun Tzu.
Ray Havana: —Puede ser.
Jorge Cuervo: —O sea, no sé si el concepto es latín, pero sé que viene de ese libro.
Ray Havana: —Es en chino. Es: “chuchín y chuchán”. Esquívalo, esquívalo.
Jorge Cuervo: —Eso de “chun, chun, chun”. Pues “Divide y Vencerás”. Y tú dirás: “¿de qué va esto de Divide y Vencerás?” Claro. Tú imagínate. Cuando una persona recibe un temario, lo primero que dice es: “Menuda la que me espera”.
Ray Havana: —“My God”.
Jorge Cuervo: —Que a todo esto…
Ray Havana: —Claro hay que decir para los que no están muy metidos en temas de oposiciones, un temario de una posición sólo verlo ya es abrumador.
Jorge Cuervo: —Es una desmotivación. ¡Uy! Acabas de tocar un punto interesante. Bien, bien. Lo has tocado, lo has tocado. Bien, te dan ese temario y la gente automáticamente se viene abajo. ¿Por qué? porque lo ve en su conjunto y le abruma. Es demasiado grande. Alguna vez, he puesto ejemplos con el tema de mi experiencia corriendo la maratón de Frankfurt. Y eso es igual. Es exactamente igual. Y es que si tú ves ese objetivo en su conjunto, te abrumará. Por lo tanto, lo desechara y dirás: “es demasiado grande”. Un temario de 3 tomos, de 2 tomos o de 4 tomos en torno a 1.000 páginas, si lo ves en su conjunto, te desmotivará y ¿os acordáis del placer-dolor? Tu cerebro asociará a…
Ray Havana: —Orgasmos…
Jorge Cuervo: —No única y exclusivamente. Dirá: “no me gusta”. Sin embargo, si nosotros cogemos ese mismo objetivo y en lugar de centrarnos en el genérico, nos centramos en el mínimo necesario, en el mínimo posible, es decir, en el tema uno, nos organizamos de forma correcta… Acabo de tocar yo el punto: “la organización es fundamental”. Ya hablaremos de ella. Pero nos organizamos de forma correcta de forma que vayamos por objetivos ridículamente pequeños, pero muy concebibles, muy fáciles de conseguir proporcionando placer al cerebro. De forma que un temario lo veremos con otra perspectiva.
Ray Havana: —Eso me recuerda mucho precisamente a lo que estábamos hablando al principio del rap. Tú imagínate un rap con toda la Constitución.
Jorge Cuervo: —Imposible, imposible, imposible. Claro, de hecho, esa era la intención ¿no? Pero un rap de toda la Constitución es horrible. Aparte que no nos iba a gustar. Yo no lo iba a escribir, ni lo íbamos a grabar. Horrible, horrible. Eso es imposible. Sin embargo, si lo dividimos en pequeñitas tomas; por ejemplo, todos los artículos terminados en 3. Venga, les voy a dar una pista: todos los artículos terminados en 5. Y vamos con artículo por artículo. El 148 que es uno muy larguito, 22 sub-apartados tiene. El 149, 32 sub-apartados. Si cogemos poquito a poco, se nos hará mucho más fácil. Tres minutos y medios de canción, de tema. Creo que es o cuatro. Es muy abarcable. Sin embargo, si cogiésemos todo el texto, es infernal. Entonces, siempre tendremos que dividir nuestro temario en objetivos ridículamente fáciles de alcanzar. Pero si mañana corréis una carrera o hacéis karate o… Di tú algo, tío.
Ray Havana: —Estudiar una carrera.
Jorge Cuervo: —Estudiar una carrera.
Ray Havana: —Empezar un proyecto.
Jorge Cuervo: —Empezar un proyecto nuevo.
Ray Havana: —Por 5 céntimos de euros, ¿cuántas cosas hay que hacer por trocitos?
Jorge Cuervo: —Hombre, a ver. Cualquier cosa, da igual. Siempre tenemos que dividirlo en el mínimo necesario. En el caso de la carrera, es muy bueno. Resumiendo mucho, cuando yo estoy en Frankfurt en el kilómetro 32, me da un bajón increíble. En ese bajón, si yo pienso en que me quedan 10 kilómetros, paro. Es imposible, porque estaba destruido…
Ray Havana: —Claro, te queda un tercio de lo que has hecho.
Jorge Cuervo: —Estaba destruido ¿eh? Muscularmente destruido, a nivel de nervios. Aparte, en ese momento fue un momento de bajón total. ¿Qué estaba diciendo? Vale, cuando estaba ahí ultra destruido, aparte del ¿por qué?, que ya lo hemos hablado de que tener un por qué potente es fundamental. Ahí sí yo pienso me quedan 12 o me quedan 10 y digo: “ni de coña, ni de coña”. Porque físicamente es imposible. De hecho, parece mentira, pero cuando digo que cuando intenté sacar el proyecto del Rap de la Constitución, lo primero que hice fue, lo intenté y dije: “imposible”. Porque me abrumó. Sin embargo, cuando empecé a cogerlo cachito a cachito, dije: “uy, me salió el primer artículo. Dije: “uy, qué bien. Tres el castellano” Y luego fui al 13.
Ray Havana: —“Oficial del Estado”.
Jorge Cuervo: —Ahí vas también. Estabas muy dentro.
Ray Havana: —Casi no lo he oído.
Jorge Cuervo: —Casi no lo ha escuchado. Fui cogiéndolo cachito a cachito y poco a poco fui a mejor. En la maratón es exactamente igual. Cuando estoy hundido digo: “vale, Jorge”. Cuando me calmo, digo: “venga, va”. Yo no voy a pensar en acabar la carrera, pero voy a pensar en la posta del kilómetro 34, nada más. Posta del kilómetro 34, llega como puedas. Vete caminando, vete corriendo, vete como puedas. Y cuando llegas a la posta del 34; o sea, a ese objetivo, hay que premiar.
Ray Havana: —Replanteamos.
Jorge Cuervo: —Hay que premiar. Nuestro subconsciente tiene que recibir un mensaje. Un mensaje de esfuerzo-premio automático. Y dar el premio de verdad. Porque si no, nosotros acabaremos colapsando. Porque tu cerebro dirá: “Oye, tío. ¿Qué pasa ahí? Me estás forzando y no me das materia prima.
Ray Havana: —“¿Qué sentido tiene esto?”
Jorge Cuervo: —Eso es. Por eso, os acordáis del video de los tiempos de estudio. Déjalo. Aquí, aquí. Aquí está. ¿Por aquí?
Ray Havana: —No sé. Creo que por aquí y luego abajo. Algo así
Jorge Cuervo: —Ahí está. En ese video, por eso hablamos de que la jornada ideal serían 4 sesiones de 25 minutos cada una. Cada sesión 100% concentrado y 10 minutos de descanso. Esos 10 minutos de descanso es un concepto de premio. Nuestro subconsciente tiene que entender: “Vale. Yo le doy al 100% en estos 25 minutos porque voy a recibir un premio”. Está asociado otra vez ¿a placer o a dolor? A placer. Está claro. Con la carrera, exactamente. Fijaros bien. Cuando yo llego el kilómetro 39, mi cabeza piensa: “Jorge, has corrido 39 km y no sabes si vas acabar la carrera”. Una vez más en esa posta, yo pienso en la posta del 40 y solo cuando llego a la posta del 40 es cuando digo: “sé que acabaré la carrera”. Antes no. Por eso, cuando llegué a la posta del 40, me puse como los kikos. Me puse a comer un plátano o un té, una Coca Cola. Y al final, acabas terminando. Exactamente es que es igual para cualquier disciplina. ¿Qué opinas?
Ray Havana: —Sí. Eso es un principio que muchas veces olvidamos y que… Claro, yo recuerdo esto. Me acuerdo, me viene a la mente una vez que estuve en el Montgó. El Montgó está en Alicante. Cerca de Alicante. Bueno, en ¿cómo se llama? En Javia. Creo que es en Javia. Una comunidad valenciana.
Jorge Cuervo: —Javia
Ray Havana: —Javia. Me acuerdo que fuimos Mari y yo. Fuimos a hacer un poco de senderismo y había algo así curioso y es que en todo momento sucedió este principio sin necesidad de que no lo planteáramos. ¡Jolín!
Jorge Cuervo: —Ha pasado ahí un murciélago.
Ray Havana: —Sí. Sucedió que en todo momento íbamos ahí caminando y encima íbamos hablando de temas de cómo aprender inglés. Siempre buscando de mejorar. Por aquel entonces estaba yo tratando de aprender inglés. Y me acuerdo que empezamos a encontrar una motivación en llegar al siguiente pico. Y ¿qué pasaba? Cada vez que llegamos un pico, había otro más alto y subíamos al siguiente pico y había otro más alto. Y llegamos a la conclusión de que no había final y que no había un pico por encima de ninguno. Pero lo que ahora asimilo, sin darme cuenta, es que gracias a la motivación de ir a ese pequeño pico alcanzable, llegamos a subir no sé cuántos picos. Si hubiéramos sabido al principio que había 45 picos y que teníamos que subir los 45, igual al quinto decimos: “bien ¿no? Creo que ya”. Pero la sensación de decir: “Va, ese es el último. Venga. Llegamos y nos lo hemos ganado” Y llegamos y decimos: “uy, hay otro más”. Pero vamos al reto y nos la hemos pasado bien y ya que estamos, vamos. Ya que estamos muy a gusto, hablando de cosas muy interesantes, al final acabamos perdidos en una montaña y casi tuvimos que llamar a la policía para que nos rescatara.
Jorge Cuervo: —Moraleja…
Ray Havana: —Nos fuimos hasta el… O sea, el tema es que luego no sabíamos cómo volver. El camino de ida, no era el mismo que el de vuelta o algo así. Y acabamos por el otro lado de la montaña. Al final, la policía nos acercó al coche. Estuvo muy bien. Pero el tema, lo interesante de todo esto, es que eso íbamos sin darnos cuenta dividiendo y venciendo. Y sí. Funcionó muy bien.
Jorge Cuervo: —Es brutal. Así que sea cual sea vuestro reto… Por ejemplo, en los idiomas es exactamente igual. Claro. Si tú piensas en dominar un idioma como el alemán en 6 meses, hablo de dominar un idioma. Cuidado. Estás perdido. O, por ejemplo, emigrar. Voy a hacer un último ejemplo porque esto lo he vivido muy de cerca y conozco gente y estamos en el minuto 14. Estamos ahí todavía. Nos quedan algunos.
Ray Havana: —Muchas gracias. Tranquilo.
Jorge Cuervo: —Gracias. Fijaros. Emigrar. Cuando la gente sale fuera a otro país y quiere buscarse la vida, no aplica este principio. No aplica el “Divide y Vencerás”. No aplica un horizonte temporal realista. La gente pensamos que tú te vas a Praga y automáticamente encontrarás un trabajo y vivirás y trabajarás en inglés. Y todo eso es muy fácil. Sin embargo, yo digo, ¿eso es surrealista? O sea, no es real. No tiene ninguna lógica. Porque a cualquier persona que le preguntes, verás o te dirá que eso no es correcto. Sin embargo, si nosotros nos ponemos un horizonte temporal de unos 3 años, por ejemplo, donde el primer año nosotros vamos a ir a trabajar de lo que sea a cualquier país. Trabajo del que sea con el objetivo de aprender el idioma. Vamos a dividir. Mi objetivo número uno es aprender ese idioma y dominar ese idioma. En el año número 2, ya que tenemos bastante dominio del idioma, podemos utilizarlo para intentar encontrar unas prácticas. Intentar encontrar un trabajo…
Ray Havana: —Un trabajo más exigente.
Jorge Cuervo: —Un trabajo relacionado con lo que nosotros hemos estudiado. Y en el año número 3, cuando ya tenemos el idioma al 90% siendo nuestro, al 90% dominado, ahí sí. Ahí es donde eres capaz de ir a por todas y decir: “ahora es cuando quiero trabajar en este tipo de empresa, en estos idiomas y para este sector” Pero es sólo ahí. Es en el punto número 3, en el paso 3, en el tercer año aproximadamente. Si tú piensas nada más que te vas en esto, ese objetivo te abrumará porque te pegarás con una realidad increíble. La propia sociedad, el propio esquema te dirá: “ni de coña”.
Ray Havana: —Además, mucha gente ni siquiera se plantea, ni siquiera planifica. Y lo hace así que dice: “mira voy a 3 años, en el primer año esto, en el segundo tal”. No lo hace porque si lo piensa, igual ni va. Dice: “Ostras, ¿yo voy a estar allí 3 años y pasar por todo el proceso”. De hecho, eso me pasó a mí en Londres. Yo cuando llegué allí, dije: “en 3 meses estoy chapurreándolo guay y a los seis soy el puto amo”. Y recuerdo que al poquito de estar allí durante 6 meses, pensaba que la gente era una mal educada. que flipas. Decía: “qué mal educados. No responden”. Claro, de repente a los 6 meses, veo que me responden. El problema ahí era que yo no les entendía, pero veo que me responden. Y digo: “Ah, después de 6 meses picando piedra como un cabrón, estoy empezando a hablar inglés y ahora me entienden”. Yo estaba seis meses pensando que yo decía cosas y la gente me miraba diciendo: ¿y este qué habla?
Jorge Cuervo: —¿What are you talking about, man?
Ray Havana: —Exacto. Claro, ahí es cuando dije: “vale, vale” Y ahora me falta el proceso de que “¿ahora me entendéis?” Ahora que sí entiendo yo. Y lo hice mucho más realista. Entonces supe, intuitivamente, que el siguiente año iba a ser el de conseguir empezar a entenderles y expresarme mejor y el último año, el tercero, ya iba a ser el bueno. Que en mi caso y eso es una… En mi caso, el tercer año, en lugar de aprovecharlo, mejorarlo y sacarle más partido, como me le monté tan jodidamente mal para aprender el idioma y lo asocié tanto a dolor. Porque me aislé de todos los españoles para no tener una vía de escape, me presioné a aprender, el tercer año me puse como meta: “cuando apruebe este examen…” Un examen que había allí. “Si lo apruebo, me puedo ir. Si no lo apruebo, me quedo”. Me puse allí entre la espada y la pared. Lo aprobé. Vamos, no te digo cómo, pero respondí en tiempo récord. No saqué la mejor nota del mundo, pero aprobé y cada día que pasaba allí demás, que me quería volver, perdía idioma. Me vine aquí sin saber palabras de español y palabras de inglés…
Jorge Cuervo: —Me lo creo.
Ray Havana: —Y es estando aquí, durando x años ya, que he recuperado el inglés que perdí. Lo he mejorado y etcétera.
Jorge Cuervo: —Te lo compro.
Ray Havana: —Y todo porque el cerebro dijo: “mira, me tienes frito ya con el idioma”. Porque me le monté muy mal.
Jorge Cuervo: —Además, eso es tal cual. Claro, lo que hablamos. Esto da para otro video. Vamos por el minuto 17 ya. Tú no le puedes forzar a tu cerebro a nada. Es que hay tanto ahí Y es que joder. Lo que más me alucina es que no haya nadie que hable de esto. O sea, a mí nadie me ha explicado nada de esto. Pero es que son unos principios tan fundamentales, tío. Ya, vamos. Es brutal. Es que, si los aplicas bien, parece que vengas de otro planeta. Pero ¿por qué? porque nadie habla de esto. Pero si los aplicas bien, es brutal. ¿Por qué? A mí la gente me dice, el otro día me dice: “pero, ¿te gusta lo que haces?” Y yo: “tío, me encanta”. Te lo juro. Tal cual. Tú no estabas, ¿no?
Ray Havana: —Seguramente sí.
Jorge Cuervo: —Estabas ahí…
Ray Havana: —Estaba escuchándolo.
Jorge Cuervo: —Y yo: “me encanta, pero me encanta a niveles estratosféricos” Y me decía: “yo no creo que te guste tanto, por ejemplo, cosas como el alemán. Y yo: “el idioma alemán me encanta”. O sea, pero de verdad lo digo. Y me da una pena ahora porque no soy tan fluido como lo era antes. Ahora ya no lo puedo hablar tan bien por cuestiones de entrenamiento. Pero es un idioma que me encanta y que nunca voy a dejar. Ojalá nunca me deje o no pueda dejar ese idioma porque está asociado a un placer inmenso.
Ray Havana: —No, lo bueno es que tienes cosas como YouTube donde enseguida te puedes ver expuesto. Y es verdad. A mí, por ejemplo, me ha pasado que con el speaking, seguramente necesito unas pocas horas para volver a integrarme. Pero lo que es el listening y la comprensión, todo eso. Genial. Porque sigo teniendo un muy buen impacto gracias a YouTube y cosas así.
Jorge Cuervo: —Claro, claro eso es la leche.
Ray Havana: —Eso está muy bien, pero sí es verdad que si, de repente, sales del país y te integras otra vez a tu país, en tu idioma y sólo trabajas en tu idioma durante x tiempo, luego para recuperarlo tienes que volver a picar piedra.
Jorge Cuervo: —Pero además… Sí. Total. Venga, ya no voy a explayarme más. Resumiendo mucho, hay dos principios fundamentales de los que hemos hablado hoy. Dos. Uno es la base que es el pilar. Tu cerebro sólo sabe de placer y de dolor. No sabe de nada más. Da igual la situación. Sólo de esas dos variables. Esa es la base.
Ray Havana: —Además, ahí metería que el dolor suele ser mucho más… suele pesar mucho más que el placer. Por algo que hagas medianamente bien, no compensa algo que hayas hecho medianamente mal.
Jorge Cuervo: —No lo compensa, no lo compensa. Muchísimo más. Entonces, esa es la base. Tenéis que comprenderlo. Tenéis que interiorizarlo. Cualquier cosa que os encante, es porque está asociado a un placer. Y aquello que odiéis, no es que lo odiéis. Es que está asociado a un dolor impresionante. Si tuviésemos una conversación, si tuviésemos una conversación cara a cara, podríamos sacar eso a la luz porque a veces se queda eso escondido, se queda como que le ponemos un parche para que no se despierte eso que tenemos allí. Y, por último, Divide y Vencerás. Sea cual sea el ejercicio que estés haciendo, sea cual sea el temario que tengas, la oposición que hagas, la carrera que estés estudiando, la asignatura que se te da mal, el idioma que estés estudiando. Sea lo que sea. El deporte. Cualquier cosa. Siempre divídelo. Divide y Vencerás. Y divídelo hasta el mínimo necesario. Hasta lo ridículamente pequeño. De forma que sea imposible no alcanzar esa meta. Si haces estas dos cosas, verás que tus resultados son espectaculares.
Ray Havana: —Sí. Hay una cosa que haces tú muy buena con los alumnos y es que el tema de la Constitución, que conforme la vez te caes de culo, lo primero que haces es que en 10 minutos se memoricen la estructura y como está… O sea, que entiendan en términos globales qué es la Constitución.
Jorge Cuervo: —Tal cual.
Ray Havana: —De repente, dices: “ostia, ¿esto qué es?” Sí, es mucha materia, pero ya la veo. Ya tengo una visión general y ya puedo abarcarla. Porque si, de repente, empiezas a leer en bruto uno a uno…
Jorge Cuervo: —Imposible. Dolor. Automáticamente aparece el trigger del dolor y fuera: “ni me gusta la Constitución” “es que siempre fui malo memorizando” “es que yo no soy bueno en este tipo de…” “es que yo soy mejor razonando, “es que, es que, es que”. Mentira. Es que se te da mal. Por lo tanto, tu cerebro lo desecha. Así que, nada más, tío. Veintiún minutos, cincuenta y tres segundos y subiendo. Así que, nada más, tío. ¿Algo más que decir?
Ray Havana: —“Fuera”. No digas eso.
Jorge Cuervo: —Se calienta la cámara.
Ray Havana: —En este caso no es la cámara
Jorge Cuervo: —Así que nada, Turboestudiante. Suscríbete, si no lo has hecho. Creo que nuestro contenido no es por farra. Es por estar orgulloso de ello. Creo que nuestro contenido está siendo de una calidad muy alta. No solamente por las cosas de lo que hablamos, sino por aquello que te estamos ofreciendo a ti de forma gratuita. Por ello, te pediría que compartas. Que compartas este vídeo porque es nuestra forma de motivarnos. Es nuestro salario, por así decirlo. Son los Likes que nos das, las veces que compartas este vídeo y lo que te suscribas. Así que esta comunidad tiene que seguir aumentando para cambiar por completo este esquema del rendimiento académico, del alto rendimiento académico y del desarrollo personal. Así que, nos vemos, nos vemos en el siguiente video. Así que ¡pum! Veinte minutos, tío.
Ray Havana: —23.

Loved this? Spread the word

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Artículos relacionados

LA MEJOR FORMA DE GANARTE LA VIDA DESPUÉS DEL COVID19

Leer más

GANA 1 PUNTO automático EN TUS EXÁMENES

Leer más

Cómo ser MÁS INTELIGENTE

Leer más

Test Inteligencia

Leer más
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>