Con esto serás imparable

COMPARTIR

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Nunca te rindas

Suena el despertador; desayunas; te vas a estudiar; comes; café; más café; vuelves a estudiar; dormir; repetir.

Suena el despertador; desayunas; te vas a estudiar; comes; café; más café; vuelves a estudiar; dormir; repetir.

Suena el despertador; desayunas; te vas a estudiar; comes; café; más café; vuelves a estudiar; dormir; repetir.

¡¡PÁRATE!!

¡¿Qué estás haciendo con tu vida?!

¡¿Qué estás haciendo con tu p.ta vida?!

Párate y responde a esta pregunta:

Cuál es tu camino y por qué lo haces

Si piensas estudiar para ganar dinero, para tener un salario seguro de por vida, para trabajar en otras empresas, tener más prestigio, ser más conocido o para hacerte rico. Lo siento.

Y de verdad siento ser yo quien te diga esto, pero estás totalmente perdido.

Quiero que pienses en ti y quiero que abras tu mente. Pues de nada te servirá esto que estás escuchando si no te rindes a tu yo interior. Sin egos, sin ruidos que hagan que no puedas ver tu verdadera esencia…

Así que, desnúdate y ahora dime: —Por qué estás aquí.

No aquí en este artículo sino AQUÍ en este mundo.

Cuál es tu verdadero propósito. Cuál es el verdadero propósito de estar ahora frente a unos apuntes.

Medita muy bien esta respuesta porque lo que digas será fundamental para predecir tu éxito o tu fracaso.

Esta decisión va a forjar tu destino

Dicho en otras palabras: Qué es eso que cuando piensas te produce una erección o te pone los pezones duros.

Puede que quieras mejorar la realidad de España y agilizar los procesos burocráticos (administrativo); o que quieras poner remedio ante tantas injusticias (juez); puede que tengas un espíritu heroico y quieras salvar a personas de cualquier desastre (Bombero); acabar con las drogas (Policía, CNP); defender a España ante un conflicto bélico (ejército); o dejar tu legado formando y educando a la sociedad para que dejen un mundo aún mejor (Profesor); cambiar vidas (Psicologo/Coach); o Salvar vidas (Médico).

Si tu futura profesión no está aquí, no importa. Piensa en ella y piensa en su verdadero fin pues eso será tu combustible. ¿O qué te piensas?

Por eso es tan importante que te desnudes:

Necesitas un porqué poderoso. ¡Potente!

Y no es broma eso de que te tiene que excitar, erizar la piel, o hacerte soñar. Porque el bajón te va a llegar, créeme. Más tarde o más temprano, eso da igual, pero te llegará.

Y cuando todo va bien, cuando estás fresco, cuando avanzas rápido y dominas el temario es todo coser y cantar, pero nadie que se precie, nadie que realmente haya tenido éxito, se ha forjado cuando todo va cuesta abajo.

Esto es una maratón, me da igual si opositas, si estás en la universidad, en 2º de Bachiller o en 4º de la ESO. Me es irrelevante tu sexo, tu edad o si eres español o extranjero. Me da absolutamente igual.

Ese momento…

Ese momento de penumbra, donde todo se ve negro; donde no sabes qué hacer con tu vida; cuando quieres tirar la toalla; cuando piensas que nada de lo que has hecho ha sido útil o que no tiene sentido.

Ese momento donde todas tus inseguridades, tu ansiedad, tu estrés y tus demonios salen a flote.

Tu éxito o tu fracaso se reduce a ese instante donde una pequeña voz te susurra:

—Déjalo, abandona.

O te dice lo olvides, que no puedes.

O te grita: —¡No puedes!— ¿Cuántas veces te han repetido que no lo lograrías?

Y es por eso por lo que sólo unos pocos lo logran.

Sólo unos pocos tienen la recompensa —que no la suerte— de tocar con la punta de sus dedos el cielo.

TODOS hemos lidiado con esta voz inmunda y limitadora que nos ha intentado destruir y TODOS la hemos tenido que silenciar recordando por qué estamos aquí.

O la destruimos o se hace más grande, no hay más.

Y amigo mío, sólo conozco una forma de mandarla a freír vientos: Abrumándola con nuestra visión. Haciéndola sucumbir ante nuestro objetivo.

Es en ese momento donde tienes que recordarte: ¡quién eres! ¡Qué has conseguido hasta ahora! Y…

¡Qué vas a hacer con todo eso para retomar tu rumbo!

Trasciende tus límites, focalízate mucho más allá de lo que otros han decidido que tú vales. Porque mientras resuena este mensaje en tu corazón sabes que estás muy lejos de donde podrías estar.

Yo estoy aquí porque han intentado derumbarme más veces de las que recuerdo… Pero muchas menos de las que me he vuelto a poner en pie.

Me han dicho que no valía, que me conformara con estudiar algún oficio sencillo, que nunca sabría hablar inglés o cualquier otro idioma y un sin fín de cosas más.

Mirando la vista atrás, puedo decir con una sonrisa que no era yo el equivocado.

Estoy aquí porque no me da la puta gana de que a ti te digan lo mismo o, más bien, de que te dejes convencer por quienes no son como tú y como yo y se conforman con lo que los demás esperan de ellos.

Estoy aquí para mostrarte que la excelencia académica se basa en un juego que todos podemos jugar, si sabemos las reglas.

Estoy aquí para enseñarte y para que, si lo que te pone la piel de gallina es ser uno de los mejores traumatólogos de España o criar vacas en las montañas asturianas, lo hagas porque tú lo has elegido y no porque te has dejado convencer por las frustraciones de otros.

Porque la siguiente pregunta es:

Qué estás haciendo con tu tiempo

Siento ser tan franco, pero te vas a morir… No sé cuándo, pero llegará ese día.

Yo lo he calculado y si cumplo mi objetivo de llegar a los 100, me quedan en este mundo unos 30.000 días. Pero para cuando escuches esto, ya serán unos cuantos menos.

Escúchame, presta atención, porque es sólo en el momento presente, ¡ahora! Cuando tienes control sobre el activo más valioso del mundo: El tiempo.

Pero se está agotando. En este momento tienes el control de cada segundo; de donde estarás en unas horas; de dónde te llevará las acciones que ejecutes ahora en los próximos meses y años. Y si no vas a por lo que quieres, si no vas a por todas, llegará ese momento donde mirarás atrás y verás que todas esas oportunidades que tenías, ya no está: Han desaparecido.

¿Quieres vivir ese angustioso momento donde te formules la trágica pregunta:

—¿Y si…? ¿Y si…? ¿Y si…?

No permitas que eso suceda, pues ese punto es de no retorno. Empieza a tomar control de tu vida; Control de tu tiempo.

Sé tú y sólo tú quien escribe su propio destino

A veces la gente me mira y me dice: —¡Oh, Jorge! ¡Menuda suerte que has podido sacar adelante tu negocio!—, —¡Qué fortuna que has podido dar esta conferencia!—, —¡Qué casualidad que tu canal de youtube…

¡Y UNA MIERDA!

Porque antes de que la SUERTE estuviese de mi lado, yo creí en esto. Creí con todo mi ser y convencí a la suerte de que, si quería acertar, le convenía ponerse de mi lado.

Y cuando nadie sabía nada, esto era sólo una idea en mi mente y estaba ganándome la vida duramente y me levantaba a las 5 de la mañana y la gente me decía: —¡Oh Jorge, ¿por qué vienes tan pronto?!—, o —Jorge, ¿por qué no te relajas y lo dejas?—. Yo seguí mi camino trabajando en esto porque creía en ello.

Y después mejoré mi método. ¡No, que digo mejorar, lo dominé! Me lo pulí con la esperanza de que llegara este momento donde todas mi fuerzas y mis habilidades estuvieran al mismo nivel para mostrárselo al mundo.

Joder y ya sé lo que estás pensando porque yo estuve ahí. ¡Qué digo estuve! Estoy ahí continuamente. Porque tienes miedo. Un miedo que te envuelve y, como si de una cuerda se tratara, te atrapa y te empuja en sentido contrario a tu verdadero potencial.

Te mata como si fuera un jodido parásito. O le matas tú o te mata él. Y claro que puedes aniquilarlo, pero no lo haces.

Estás a un paso de hacerlo, pero nunca lo tomas. El primer paso es el más duro. Posiciónate un paso más cerca de tus miedos, vete con él y cuando estés frente a él te darás cuenta de que no era para tanto.

Prémiate porque os habéis visto cara a cara y verás que justo después de ese instante en el que estabas atenazado, el miedo se convierte en confianza.

Mueve el culo y dalo todo día tras día. Vete donde están tus demonios y si fallas no, pasa absolutamente nada.

Fallar es mil veces más potente que pensar en qué hubiera pasado. Fallar es intentarlo. Fallar es construcción. Fallar es estar más cerca.

Así que Falla hasta conseguirlo

Pero si fallas vuelve a la batalla. No seas indestructible y comienza a ser imparable. Te golpean pero avanzas. Te lesionas y te recuperas. Te destruyen pero, una vez más, vuelves y resurges más fuerte, más culto, más hábil, más curtido, más listo, más seguro…

Porque tienes que tomarte en serio desde ya.

Y es que pasa algo que es muy curioso: nos pasamos la vida exigiendo condiciones a todo el mundo que nos rodea pero jamás somos capaces de exigírnoslas a nosotros mismos.

¡Si compras mi producto y tiene una garantía de 30 días y no estás satisfecho, tendrás la actitud y el genio suficiente como para enfrentarte y exigir automáticamente tu dinero!

Así que a partir de ahora, en lugar de mirarte al espejo y machacarte con lo mal que lo has hecho para justificar que tiras la toalla, mírate fijamente, reconociendo el error, pero asumiendo la responsabilidad de mejorarte: mejor que ayer peor que mañana —así es como se gana.

Y si no tomas esta decisión —porque no te equivoques, es una decisión—, te estarás fallando.

En otras palabras:

No te tomas en serio lo suficiente y no tienes las agallas necesarias

Porque si no tienes el éxito que quieres tener, siempre delegarás el fracaso en alguien que no eres tú:

—La academia no da el temario bien.

—El profesor es malo.

—Es que son muchas horas de clase…

Y esas cosas que te dices. Tómate en serio y olvídate de esas excusas.

Y cuando te comprometas contigo mismo al 200% y asumas la responsabilidad, será el momento donde puedas sentir que te importas más tú de lo que te importa lo que puedan pensar de ti.

Tú eres la prioridad: estudia, estudia, estudia y el resto pasa a un segundo plano.

Sin excusas. Con un objetivo claro y a por todas.

Así que encuentra tu motor, aprovecha el tiempo —porque te mueres— y tomate en serio.

Si haces estas tres cosas, tu éxito será inevitable.

Loved this? Spread the word

¿Te gustaría...

  • Tener en audio la Constitución Española, la Ley 39/2015, la Ley 40/2015 o el TREBEP?
  • Tener los esquemas de los Plazos de la Ley 39/2015 y las Fases del Procedimiento Administrativo Común?
  • Tener el Ebook: Los 3 pilares para sacar tu plaza?
  • Tener los 2 RAPs de la Constitución Española?
  • Y mucho más...?

Pues regístrate gratuitamente para acceder a nuestros cursos premium de manera instantánea.

Artículos relacionados

Cómo motivarse para estudiar

Leer más

¿QUÉ OPOSICIONES RECOMIENDO PREPARARSE? (2020)

Leer más

OPORTUNIDAD-MEJOR-MOMENTO

Leer más

LA MEJOR FORMA DE GANARTE LA VIDA DESPUÉS DEL COVID19

Leer más
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>